Cómo ayudar a tu hijo a estudiar

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a estudiar? 5 consejos para la gestión de tareas

como ayudar a estudiar a tu hijo

Todos teníamos temas que no podíamos soportar, al igual que nuestros hijos. Aquí hay 5 consejos indispensables para hacerlos estudiar.

Todos hemos estado allí: incluso los más eruditos pueden tener una debilidad, esa materia en la escuela que simplemente no pueden soportar.

Sin embargo, las dificultades para estudiar una o más asignaturas no deben ser motivo de demasiada preocupación: a menudo depende del método de estudio incorrecto o de la falta de interés en determinados temas.

En otras ocasiones, hay una mala gestión del tiempo o una cierta tendencia a distraerse.

Sin embargo, una vez que haya identificado la causa del problema, no pierda tiempo y tome medidas inmediatas.

Comenzar el año escolar con brechas o grados a recuperar puede generar estrés y hacer que los meses siguientes sean aún más difíciles.

Entonces, ¿qué puede hacer para asegurarse de que a su hijo le guste estudiar y que complete con éxito sus tareas?

1. Ayúdalo a ser constante

Si su hijo tiende a retrasar las tareas, trate de convencerlo de que, en realidad, pasar unas cuantas horas al día en la tarea y el estudio le ayudará a trabajar mucho menos después.

Establezcan juntos algunas reglas que se comprometa a respetar a cambio de algún pequeño premio, y marque el día para que pueda estudiar por lo menos 2 o 3 horas al día.

Una vez que los libros estén cerrados, déjelo en sus pasatiempos e intereses.

2. Encontrar el método de estudio adecuado

No todo el mundo almacena de la misma manera, cada uno de nosotros tiene sus propios “trucos” para almacenar las nociones de manera efectiva.

Si su hijo pierde mucho tiempo estudiando con resultados no siempre excelentes, quizás sea el momento de intervenir y ofrecerle un método que favorezca su aprendizaje.

¿Sabes que existen técnicas de memoria que, a través de asociaciones de imágenes y conceptos, ayudan a optimizar el tiempo de estudio con resultados sorprendentes?

Uno de los métodos más eficaces es el mapa mental: para crearlo, sólo se necesita una hoja de cuaderno y lápices de colores.

Partiendo del centro de la hoja con el tema principal, el mapa se expande con tantas ramas como enlaces y subtemas haya, entrando en más detalle, ayudando con dibujos y palabras clave.

Muy útil para tener una visión general del tema a estudiar.

3. Estimula su interés

Usar mapas mentales y asociaciones de ideas e imágenes es una gran manera de estimular la mente de su hijo y evitar estudiar el libro “de memoria” o leerlo pasivamente.

Es mucho más fácil aprender del razonamiento o de la curiosidad.

Para ello, puede tratar de proceder en el estudio haciendo preguntas al niño, contando anécdotas curiosas, proponiendo vínculos con otras disciplinas o con la vida cotidiana.

De esta manera, el estudio no parecerá un deber aburrido por sí mismo, sino una actividad real en la que su hijo puede poner la suya propia. Por supuesto, se necesita algo de tiempo para estudiar juntos, y no todos los padres pueden dedicar la tarde a la tarea.

4. Fomentar la concentración en el estudio

Puede parecer trivial decirlo, pero no hay espacio para la música, los teléfonos inteligentes o la televisión mientras haces los deberes.

El pc está autorizado a consultar algunos sitios y recopilar información útil para el estudio (por supuesto, sin copiar), pero los bandidos sociales ….!

Puedes comprobar las notificaciones y escuchar tu canción favorita durante los descansos entre sesiones de estudio.

Pero usted también puede ayudar a su hijo a concentrarse. ¿Cómo? Simple, preparando un espacio para hacer la tarea en tu casa donde puedas estudiar sin ser molestado por las actividades de otros miembros de la familia.

El ambiente de estudio es muy importante: asegúrese de que sea tranquilo, limpio, ordenado y bien iluminado.

5. Pida ayuda a los expertos

Si su hijo sigue teniendo problemas para estudiar una o más asignaturas, puede ser útil encontrar un profesor particular que pueda seguirlo y ayudarle con sus deberes o con la recuperación de las asignaturas más “difíciles”.

De esta manera, usted tendrá la opinión de un experto sobre el método de estudio más adecuado para él y el apoyo de un especialista en la materia.

Encontrar a alguien que te ayude con esto, hoy, es mucho más fácil que en el pasado: gracias a las nuevas plataformas en línea de clases particulares, de hecho, puedes encontrar tutores con unos pocos clics, dejándote guiar por las opiniones de otros padres satisfechos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *